lunes, 26 de octubre de 2009

La dinorfina A

La dinorfina A es un opioide que se produce de forma natural en el organismo. Pero a diferencia de otros opioides endógenos, no alivia, sino que exacerba el dolor. La explicación de este efecto doloroso, que ya se ha visto en experimentos murinos, podría estar en los receptores sobre los que actúa la dinorfina, que no son los mismos que los utilizados por otros opioides, como la morfina. Un trabajo que se publica en la revista Nature Neuroscience, y que ha elaborado el equipo de investigadores de Josephine Lai, de la Universidad de Arizona, en Tucson, revela que la dinorfina A se encuentra en cantidades exageradamente altas en determinados síndromes de dolor crónico, como el causado por una lesión nerviosa.

Cuando empezaron a investigar en el opioide, a estos investigadores les llamó la atención que esa cantidad elevada de la dinorfina A no se tradujera en un alivio del dolor, sino en lo contrario: un empeoramiento.

Los científicos proponen que la dinorfina A activa los receptores de las bradicininas en la médula espinal; estas moléculas ya se conocen por su hipersensibilidad ante el dolor.

Del hallazgo de Lai se deduce un posible mecanismo analgésico: el bloqueo de la actividad de estos receptores de las bradicininas, que aliviaría el dolor neuropático, siempre y cuando los niveles de dinorfina A estuviesen lo suficientemente elevados.

Los autores han podido comprobar esta hipótesis en un trabajo con ratones transgénicos que carecían del receptor de bradicinina; los animales no mostraban un aumento del dolor en respuesta a la dinorfina A.

Otra de las conclusiones del trabajo es que los fármacos opioides que vayan a desarrollarse en el futuro deberían evaluarse en términos de su efecto sobre los receptores de bradicinina, al igual que sobre otros receptores del sistema opioide, antes de empezar a usarlos como analgésicos.

(Nature Neuroscience 2006; DOI: 10.1038/ nn1804).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada